Durante los últimos años, el mundo de los lavacabezas ha experimentado ciertos cambios. El cliente quiere sentirse cómodo mientras le lavan la cabeza, y el peluquero necesita trabajar sin sufrir molestias físicas. Por eso, Kiela ha desarrollado un mecanismo excepcional para regular la altura de la pila, que permite al peluquero encontrar rápido la posición idónea de la pila respecto al cuello del cliente. Otras opciones en numerosos modelos de lavacabezas son la zona de apoyo para las piernas regulable (eléctricamente), que mejora el confort durante el lavado, y un sistema de masaje que proporciona una sensación de bienestar. En el diseño, también se ha prestado especial atención al estilo, que combina a la perfección con las sillas, de modo que todo el mobiliario de la peluquería forma un conjunto armónico.